Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2021

Jaimillo y el Monobloco

CLAUDIO RODRÍGUEZ MORALES  Mucho antes del Transantiago y sus buses oruga, troncales y de acercamiento. Mucho antes de los validadores, tarjetas Bip, fiscalizadores y evasores encaramándose por las puertas traseras. Mucho antes de los microbuses amarillos, vías exclusivas, cobradores automáticos, cobradores humanos y torniquetes… mucho antes de todo eso, las calles del Gran Santiago eran surcadas por máquinas de diferentes colores, tamaños, carrocerías y calidades, luego de que el dictador, en su arranque neoliberal de los años 80, autorizara a cualquier dueño de uno o más vehículos a emprender su negocio. Dado que los recorridos comenzaron a confeccionarse a puro olfato de posibles ganancias, trasladarse de una comuna a otra se volvió un período de largo aliento, más aún en las horas de mayor afluencia automovilística. Era común que los recorridos fuesen modificados sobre la marcha, con las consiguientes batallas campales entre pasajeros y choferes. Por si fuera poco, estos últimos a

Alejandro Zambra. Formas de volver a casa

JUAN PABLO JIMÉNEZ  No es que Alejandro Zambra ( Bonsai , L a Vida Privada de los Árboles ) quiera mirar siempre al pasado. O atrás. No. En realidad no creemos que lo que busca Zambra es la nostalgia ni el lamentarse por todo aquello que no ha pasado o que pudo pasar de otra manera.  En Formas de Volver a Casa los treintones que buscamos eternas respuestas donde no las hay, encontramos el barrio, el vecino extraño, la chica de la cual nos enamoramos, el contexto de lo sucedido en los ochenta a todo nivel, aquellas aristas de nuestros padres que tanto nos apestaban, las micros, los sueños, las frustraciones. Este escritor chileno otra vez se enfrenta a los fracasos de pareja. A los laberintos esos de los cuales sólo se puede salir hacia arriba. Zambra vuelve a su adolescencia y describe pedazos de lo cotidiano, pero de eso cotidiano que nos deslumbra y nos transforma y después nos condiciona para el resto de nuestras vidas. Fumarse un cigarro con tu madre no debería ser problema,

A Jorge Muzam (sin respirar) / A Jorge Muzam (senza respirare)

  de/di Pablo Cingolani Para Jorge Muzam (trad. Marcela Filippi) Así estemos lejos Así la distancia nos separe Una cordillera nos une Son las mismas piedras Es la misma nieve Es ese horizonte El que nos hermana Y nos compromete De los Andes a los Andes Desde los Andes hasta los Andes Siempre los Andes, Jorge, Ampararán nuestras huellas Serán la fragua y la forja De esa pasión compartida Por esas mismas piedras Por esa nieve que hermana Por ese horizonte Que no ceja de ceder Que no se rinde jamás Porque es pura nieve Es la piedra más pura Es el horizonte Más febril Y el más enamorado Por esa dicha Que sólo las piedras Pueden procurarnos Por ese calor Que solo la nieve acuna Por ese horizonte Que sólo busca otro horizonte Y que es siempre el mismo El único que nos vuelve fuertes El único que nos vuelve dignos El único que nos concede vida El único por el cual vale la pena vivir El único por el cual vale la pena vivirlo Como lo vive la