Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Pasaje con nihilismo barato

CLAUDIO RODRÍGUEZ MORALES -. Algunos amigos se compadecen al saber que debo tomar dos microbuses y el metro para movilizarme de lunes a viernes. Consideran que es un padecimiento imposible de soportar e injusto de sobrellevar. Más aún porque la mayoría de ellos cuenta con un automóvil que los traslada de un punto a otro de la ciudad, mientras miles de peatones esperan, en diferentes paraderos, la llegada del detestable transporte público metropolitano. La incomodidad les nace al saber que uno de esos peatones es alguien de carne y hueso, con quien han compartido brindis y comidas, palmoteos y abrazos, además de uno que otro favor. Pese a que les he dicho que para mí significa poco y nada, no me creen. Y es cierto. Considero que el trayecto no me toma demasiado tiempo en comparación con personas que viven en comunas más apartadas. Media hora si el tráfico es fluido y cuarenta y cinco si es muy crítico. En los días de lluvia, un poco de agua que se capea con sombrero, impermeab