Lo Último

Translate

14 abr. 2013

¿Cómo lo harás Michelle?

JORGE MUZAM -.

¿Cómo mantendrás contento a ese enorme conglomerado de izquierdistas, tan distintos entre sí? Algunos se sienten aceite y otros vinagre, gerontócratas o pendejócratas, libremercadistas y estatistas intransigentes, liberales y conservadores, ambientalistas profundos y depredadores, girasoles oportunistas y calcetineros, leales y tránsfugas, humanistas y humanoides, cabezas calientes e hijos de pilates, ratas y ciervos, conejos y avestruces, gusanos y topos, faisanes y cerdos, y sus innumerables mestizajes intermedios. ¿Cómo lo harás Michelle? ¿Maquillándole un rostro amable a los más ricos, como en tu primer mandato?

Y debes considerar a tu otro contingente. Los Sincara, los que siempre  juegan a ganador, y que no son pocos. No tienen una columna vertebral ideológica desde donde divagar ni tiempo para malgastar en candidatos menores, en reflexionar propuestas más complejas. Les basta con la simpatía de una candidata segura. De esa forma seguirán su parsimoniosa ruta individuallista sin que nadie les hinche las pelotas. Recuerda que fueron los Sincara los que le dieron el triunfo a Piñera.

Me gustó que hayas puesto en tu comando a Karina Delfino en un puesto visible. Es una buena muchacha. Aunque no sé cuanto le quede de su valentía del 2006. Quizá la universidad, los barones socialistas, el sistema mismo, la volvieron otra operadora política más, tal como sus predecesores. Yo estimaba mucho a esa muchacha. La veía para cosas grandes. En su tiempo fue la mejor. Sé que de alguna forma, a través de ella, tus boys más viejos y espabilados tratan de ponerse un almohadoncito en el trasero antes de que se les vengan encima las futuras grandes movilizaciones de estudiantes. 

Porque la gente no quiere que le sigan metiendo el dedo en la boca. Ha pasado tantas veces. Estas vez te darán un cheque muy condicionado. De alguna forma, la gente, la gran mayoría cree en tí. Ve algo en tí que los lleva a creer que sí se puede. Si los defraudas, este país se irá al diablo, y yo estaré ahí, con mi cola luciferina, haciendo una sabrosa sopa revolucionaria.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Contribuye a la continuidad de este sitio cultural.